Tecnología

El 25% de los españoles prefiere que les gobierne un robot

0

Los ciudadanos piden un impuesto extra a las empresas que suplan a trabajadores con robots

Ni Sánchez, ni Casado, ni Iglesias, ni Rivera, ni Abascal. La valoración de los políticos sigue cayendo y lo demuestra el último barómetro del CIS, donde ninguno de los candidatos a las Generales del 28 de abril aprueba. El que más cerca se queda del aprobado es Pedro Sánchez con un 5.

Pero, ¿y si el candidato fuera un robot? La respuesta es sorprendente, porque uno de cada cuatro españoles está a favor de que le gobierne una inteligencia artificial, según el Centro para la gobernanza del cambio del IE University.

Aunque en España, la confianza es menor que en los socios europeos, el 43% de los ciudadanos holandeses o el 31% de los alemanes preferiría ser gobernados por un robot. Uno de cada cuatro europeos estaría a favor de que un dispositivo de inteligencia artificial tomara decisiones importantes sobre cuestiones que atañan a la administración de su país.

El desánimo entre los ciudadanos con la política es mayor en Reino Unido, Países Bajos y Alemania. La tecnología es uno de los grandes retos del futuro de la Unión, tanto para ciudadanos como para la clase política.

La apuesta robótica para la política no borra el temor a la llegada de la tecnología, especialmente en los puestos de trabajo. Siete de cada diez encuestados reclama a los políticos que tome medidas drásticas para limitar la automatización de procesos y para detener la pérdida de puestos de trabajo.

La mitad de los europeo está preocupada por el desempeño de los robots y que les puedan reemplazar en sus puestos de trabajo. Una preocupación que es transversal, ya que l 70% de los europeos de todas las edades creen que, de no controlarse adecuadamente, en la próxima década las nuevas tecnologías causarán más perjuicios que beneficios a la sociedad.

La amplia mayoría señala que los gobiernos deberían proteger a los ciudadanos de la llegada de la automatización y los robots a la industrian. Casi el 70% de los encuestados apuesta por la creación de un impuesto extra para proteger a los trabajadores de la llegada de la automatización.

Otros proponen medidas más drásticas y señalan que habría que limitar el número de empleos que las empresas puedan automatizar. El 74% cree que las organizaciones deberían utilizar máquinas solo para tareas peligrosas o perjudiciales para la salud de los humanos.

Ante la llegada de la automatización y la inteligencia artificial, los europeos, según el IE University, están preocupados por la falta de adaptación del sistema educativo a los nuevos cambios y desafíos que propone el avance tecnológico y la cuarta revolución industrial.

Márquez domina y se lleva la ‘pole’ en Argentina

Previous article

Bauhaus, la escuela que cambió el arte (y el mundo), cumple 100 años

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Tecnología