Cultura

La Rambleta de Valencia cancela la obra ‘Mongolia sobre hielo’ por “amenazas directas” de la ultraderecha

0

El teatro anula las funciones del 1 y 2 de diciembre del espectáculo satírico por “los insultos y la incitación a la violencia”. La Delegación del Gobierno “garantiza la seguridad” si la obra finalmente se representa

La Rambleta de Valencia ha informado de la cancelación del espectáculo humorístico Mongolia sobre hielo, que estaba programado para este fin de semana, por “motivos de seguridad”, ya que se han producido amenazas de grupos de tanto en las redes sociales como “directas a los trabajadores” del centro cultural. Edu Galán y Darío Adanti, responsables de la revista Mongolia y de la obra, han emitido un comunicado donde señalan que acatan la decisión pero no la comparten.

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha asegurado que “garantiza la seguridad tanto en el interior como en el exterior” del espectáculo e investiga las supuestas amenazas denunciadas por La Rambleta a trabajadores del centro cultural por si incurrieran en delito de odio y coacciones. Los responsables de la sala y la Delegación del Gobierno están reunidos a mediodía con el objetivo de negociar una alternativa para retirar la cancelación de las funciones.

Otros espacios culturales de la ciudad se han ofrecido para acoger las funciones de Mongolia. El director del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, ha ofrecido las instalaciones de la Generalitat Valenciana: “Si el dúo cómico quiere utilizar una de nuestras salas, están a su disposición”.

El Ayuntamiento de Valencia, en respuesta al anuncio de cancelación en redes sociales de La Rambleta, se ha comprometido a “garantizar que la actuación pueda llevarse a término en nuestra ciudad. Pronto os anunciaremos lugar y fecha”, recoge un tuit. El Teatro Olympia, la sala privada que se vio obligada a suspender hace unos días el show de Mateo por amenazas y el boicoteo de la ultraderecha, se ha solidarizado con el centro municipal y ha pedido un plan de emergencia que preserve la libertad dentro y fuera de los escenarios.

La Rambleta es una concesión municipal de 20 años a una empresa privada (Bulevar del Arte y de la Cultura, BAC) para su gestión. El teatro ha señalado que se ve “obligado a cancelar, por motivos de seguridad, los dos pases del espectáculo Mongolia sobre hielo, previstas para los días 1 y 2 de diciembre, tras los contactos mantenidos en los últimos días tanto con la Policía Local como con el Ayuntamiento de Valencia”. Las próximas representaciones de la obra se celebrarán el 8 de diciembre en Madrid y el 22 en Bilbao.

Galán y Adanti definen la obra como “sátira política y social llevada al extremo. El humor sin límites ni tapujos”. Como relata la propia web de Mongolia, el anterior espectáculo del dúo, Mongolia, el musical 2.0., giró por toda España y sumó más de 50.000 espectadores. “En este show los empresarios de izquierdas de la revista Mongolia se ven obligados a financiar la revista con un circo sobre hielo ante la caída de las ventas en papel. Un circo donde la crisis de la prensa, el poder político y económico, la derecha y la izquierda, los nacionalismos, los dictadores o las religiones hippies serán las grandes atracciones. Además aparecerán dos trabajadores de derechas, los que hay en cualquier circo, dispuestos a hacer como si limpian la pista”, reza la sinopsis de la obra.

“La crispación, los insultos, las amenazas y la incitación a la violencia que se han expuesto en las redes sociales, así como las amenazas directas que han recibido los trabajadores de este centro, impiden, bajo las actuales condiciones, la celebración de dicho espectáculo. En estas circunstancias, supone un riesgo inasumible para la seguridad de los asistentes, de los artistas y del personal del centro, que hasta el último momento ha estado defendiendo la realización del espectáculo a pesar de la intimidación, coacción y las amenazas”, agrega el documento.

“Nos resulta incomprensible que un país capaz de garantizar la seguridad en Mundiales de fútbol, Juegos Olímpicos y ahora incluso nada menos que en la final de La Copa Libertadores de América sea incapaz de garantizarla en un espectáculo de dos humoristas en un teatro de titularidad municipal moderno y de excelencia”, reza en cambio el comunicado de Mongolia, firmado por “La Alta Conducción” de la revista (Adanti, Galán, Fernando Rapa y Pere Rusiñol). El texto agradece “los esfuerzos realizados por La Rambleta” para evitar la anulación de la obra y denuncia: “Es inimaginable en una sociedad democrática que las amenazas de un pequeño grupo violento e intolerante fuerce la suspensión de actividades culturales de forma continuada sin que las autoridades actúen para evitarlo”. Por teléfono, Galán -informa Gregorio Belinchón– asegura que han llegado amenazas a emails de trabajadores de la sala, “algo a tomarse muy en serio”. También saben, porque así lo han anunciado por redes los mismos miembros de grupos de ultraderecha, que ese grupo ha comprado entradas para la primera actuación, la del sábado, “de la que está casi todo el papel vendido”. Antes las amenazas, que arrancaron el domingo, Mongolia había dejado de promocionar la actuación. “Curiosamente”, cuenta Galán, “este espectáculo está más centrado contra la izquierda, con lo que lo mismo hasta les gustaba. El miedo no es que vayan con silbatos o vuvuzelas, sino que algunos desde España 2000 han amenazado con llevar otras cositas”.

La vicepresidenta del Gobierno valenciano, Mónica Oltra, ha defendido tras el pleno semanal del Ejecutivo que la agenda cultural valenciana “no puede marcarla el fascismo” y, por tanto, es preocupante que un grupo de ultraderecha lo haga. “No se deben suspender espectáculos de ningún tipo. Quien quiera verlos, que pueda, y quien no quiera verlos, que no vaya”, ha enfatizado la número dos del Ejecutivo autonómico. Oltra ha subrayado que las amenazas de estos grupos vulneran la Constitución y son incompatibles con la democracia.

La Subdelegación del Gobierno en Valencia ha actuado de oficio para pedir una investigación policial, por las informaciones que ha ido recabando en pasados días en las redes sociales. El subdelegado, José Roberto González, ha manifestado que se están analizando, desde que se tuvo conocimiento, los mensajes.

“¿Escrache a Dani Mateo y no a estos cerdos traidores que se cagan en ti?”. Bajo esta consigna, el líder de la formación ultra España 2000, José Luis Roberto Navarro, hizo precisamente un llamamiento para boicotear el show de Mongolia. Y los ultras lo han conseguido. El propio Navarro comentaba en Twitter la cancelación de la obra: “Falsos y mentirosos como siempre. El problema no son las amenazas, el problema es que no tenéis licencia . Encima llorando como víctimas”.

Se trata de la segunda cancelación parecida en pocas semanas en Valencia. El Teatro Olympia suspendió el 8 de noviembre la función de Nunca os olvidaremos, protagonizada por el humorista Dani Mateo, por las amenazas y la polémica surgidas en torno al cómico, después de que en el programa El intermedio el 31 de octubre simulara sonarse los mocos con la bandera de España. “Hemos recibido cientos de mensajes y llamadas de gente mayor y joven, y no solo de extrema derecha”, explicó entonces a EL PAÍS Enrique Fayos, responsable de la sala. 

“Le pregunté a Florentino si era una idea muy loca”

Previous article

Una clase magistral de Memoria Histórica a los políticos del futuro

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cultura