Tecnología

¿Qué escuchan los asistentes virtuales?

0

La preocupación por la privacidad se dispara tras varios escándalos relacionados con Alexa de Amazon

¿Nos escuchan los dispositivos tecnológicos? Los smartphones son un elemento más en las sobremesas con amigos y familiares y la sorpresa llega cuando en los anuncios de los navegadores del móvil aparecen productos relacionados con la conversación.

La duda que asalta es la del inicio de este texto: ¿Nos escuchan? Los expertos tienen opiniones diversas: «No podemos estar seguros de que alguna aplicación esté realmente mirando en su discurso, pero es perfectamente posible», explican los expertos de Pen Test Partners.

Los trabajadores de esta compañía de seguridad fueron retados por la BBC a crear una app capaz de escuchar las conversaciones privadas de sus usuarios. Sin embargo, no hace falta acudir a la creación de una nueva aplicación, ya que la mayor parte de las que están instaladas en los móviles de última generación tienen acceso al micrófono.

Whatsapp, Telegram, Facebook, Instagram y, sobre todo, Google; porque así su asistente virtual se despierta al pronunciar «Ok Google». Los accesos y permisos concedidos a las aplicaciones es una tarea pendiente de los usuarios, a lo que ahora se suman otro problema importante los altavoces inteligentes.

«Alexa pon esta canción»; «OK Google, ¿dónde está el médico?: «Oye Siri, ¿qué tal estás? Lo saben todo de ti, porque se lo has contado, queriendo o sin querer.

El pasado mes de marzo, varios clientes contactaron con Amazon para alertarles de unas risas misteriosas de Alexa sin contactar con ella.

A ello se le sumó otro escándalo con el asistente de la compañía de Jeff Bezos. Una pareja estadounidense denunció que Alexa grabó y compartió sin su permiso una conversación privada. Amazon explicó de que se trata de «un caso extremadamente raro». Pero, ¿qué graban y dónde se almacenan las conversaciones? Realmente, estos dispositivos están en situación de alerta para detectar la palabra clave y activarse, ya sea Alexa, Siri u OK Google.

Es decir, están continuamente con el micrófono activado y captando la conversación. Si se detecta esa palabra de activación, el dispositivo mantiene la grabación para procesarla, si no ocurre así la grabación se elimina.

No obstante, cada producto y cada fabricante tiene una forma de trabajar distinta. En el caso de Google Assistant, el dispositivo no registra constantemente, sino que se pone a «escuchar» en diferentes momentos para ver si le «llaman». Esos pequeños fragmentos son eliminados si no se detecta la palabra de activación «y nada de esa información abandona tu dispositivo hasta que se escucha la frase de activación», explica Google.

Gran Hermano en la nube

Las grabaciones registradas todas (Apple, Amazon, Google o Microsoft) van a parar a la nube. Amazon explica en su servicio web «eliminar esas grabaciones puede degradar tu experiencia al usar el dispositivo», por lo que su objetivo es «mejorar la precisión de los resultados proporcionados y para mejorar nuestros servicios».

El caso de Amazon y los registros sonoros son particularmente importantes, porque, según señala el gigante del comercio electrónico, la información puede en algunos casos ser compartida con terceras partes.

Este mes, un usuario de Amazon en Alemania solicitó el archivo de sus datos personales y obtuvo acceso a 1700 grabaciones de audio desconocidos para él.

El usuario ejerció sus derechos en virtud del Reglamento General de Protección de Datos de la UE solicitando sus datos a Amazon en agosto. Dos meses después, Amazon le envió un archivo zip descargable de 100 Mb. Algunos de los archivos estaban supuestamente relacionados con sus búsquedas de Amazon. Pero, también había cientos de archivos wav y un PDF que catalogaba las transcripciones de las interpretaciones de Alexa de los comandos de voz. Un hecho insólito para el usuario, porque no ningún dispositivo con Alexa y nunca había usado el servicio.

«Este fue un caso desafortunado de error humano y un incidente aislado. Hemos resuelto el problema con los dos clientes involucrados y hemos tomado medidas para mejorar nuestros procesos. También nos pusimos en contacto con las autoridades reguladoras pertinentes», explicó Amazon a través de un comunicado al conocer el percance.

En el caso de Google, el gigante de los buscadores guarda la información para mejorar los resultados de las búsquedas y además «ofrecer respuestas y sugerencias mejores y más personalizadas». Las grabaciones se guardan de forma indefinida a no ser que el usuario los elimine manualmente.

Apple, por su parte, también tiene acceso a los contactos al estar en los iPhones como dispositivo estrella. Además, la recopilación varía dependiendo de la información que se le pida a Siri. En su caso, la compañía de la manzana mordida permite desactivar el dictado de voz y acabar con la grabación de audio para Siri.

Cinco jugadores dejan el Reus por falta de pago

Previous article

Muere a los 79 años el escritor israelí Amos Oz

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Tecnología